Aug 11, 2015

Posted by in Afinando los Cuencos | 1 Comment

Afinando a Frecuencias Beneficiosas

Nuestros cuencos de cristal se pueden afinar a frecuencias específicas. Podemos conseguir ser lo más específicos posible dentro del rango de los cuencos que tenemos. Si hemos sido bendecidos con un conjunto de 7 o 12 cuencos entonces podemos alcanzar todas las frecuencias en la cuarta octava. Se trata de una amplia escala de frecuencias con las cuales trabajar.

Hay frecuencias recomendadas para casi todas nuestras dolencias en esta página web:

La Lista Consolidada y Anotada de Frecuencias

Se la denomina Lista Consolidada y Anotada de Frecuencias (CAFL por sus siglas en inglés). Aquí podemos ver qué frecuencia puede ser buena para tal o cual enfermedad. Éstas se llaman frecuencias Rife. No hay garantías de ningún resultado por el uso de estas frecuencias. Sin embargo, existe la posibilidad de que algunos de ellas podrían resonar y ayudar a armonizar lo que le aflija a usted o a un ser querido.

Con esa intención en corazón y mente, comparto lo que he aprendido acerca de cómo trabajar con las frecuencias Rife y los cuencos de cristal. Si hemos sido bendecidos con cuencos que tienen el rango de estas frecuencias, entonces podemos generar y compartir de una manera beneficiosa con las intenciones del Bien Mayor. Podemos afinar el/los cuenco/s a estas vibraciones y tocar cada uno de ellos durante unos cinco minutos y algo maravilloso podría suceder. Por lo menos es un momento muy relajante, ¡y eso siempre es bueno!

En cuanto a trabajar con estas frecuencias Rife,

Encontrará frecuencias en esta lista desde 20.000 Hz a 10 Hz. Obviamente nuestros cuencos no suenan en hercios tan altos o bajos. Así que tenemos que hacer algunos cálculos para encontrar una frecuencia con la cual podamos trabajar que resuene junto con ellos.

 

En cuanto a las frecuencias más altas en esta lista, más altas que, digamos 500 Hz… Podemos utilizar nuestros cuencos de cristal para las frecuencias que son octavas más altas que el sonido de nuestro cuenco, como el doble de la frecuencia del mismo, o 4 u 8 veces más; siempre en dobles. Llevamos el cuenco al equivalente de una de las frecuencias más altas de esta lista dividiéndolo por 2 las veces que sea necesario para alcanzar el rango de nuestro cuenco.

 

Por ejemplo, tomemos la frecuencia de 1200 Hz; dividirlo por 2 = 600 Hz; dividirlo por 2 de nuevo = 300 Hz. Puedes usar un cuenco en Re para esto si suena a 300 Hz o más, disminuyéndolo con agua a 300 Hz. Calcula disminuir cualquier frecuencia alta hasta llegar a una octava más fácil de hacer sonar.

En cuanto a las frecuencias más bajas, se puede aplicar una cosa similar. Si se trata de una octava o dos por debajo de lo que suena nuestro cuenco, se multiplica por 2 hasta llegar a tu rango. Por ejemplo tomemos la frecuencia de 60 Hz. Multiplicar por 2 = 120 Hz. De nuevo por 2 = 240 Hz; de nuevo por 2 = 480 Hz, que podemos llegar con un cuenco en Si que suena por encima de 480 Hz. Añadimos el agua al cuenco y lo disminuirá a 480 Hz. Por lo que podemos llegar a cualquier frecuencia por debajo de lo que suena un cuenco.

Respecto a cuánto tiempo aplicarlo, no se sugiere en esta lista, ya que es una recopilación de los aportes de muchas fuentes y experimentadores con frecuencias. Sobre la base de mi trabajo con otro tipo de sistema para generar las frecuencias Rife (utilizando una fuente de luz), yo utilizo entre 5 y 10 minutos por frecuencia, aplicando tantas enlistadas para algo en particular como mis cuencos pueden hacer sonar.

Cuando toco los cuencos de esta manera beneficiosa para una persona, afino los cuencos que se necesiten y tenga a mano, y toco cada sonido durante unos 5 minutos. Yo siempre incluyo un momento de Silencio después de los cuencos. He recibido comentarios positivos acerca de los resultados.

Para aquellos que no están cerca y para todos los que no dispongan de cuencos para generar estas frecuencias, he grabado muchas de ellas con mis cuencos de cristal de 5 minutos cada una. Están disponibles para su descarga gratuita en este enlace:

https://www.dropbox.com/sh/4361novd909k382/AABfntaFN4qSj_4KkuDEPsp1a?dl=0

Y las frecuencias CAFL están disponibles en este enlace:

https://www.dropbox.com/s/ztiwaq6jfh92cai/Beneficial%20Rife%20frequencies?dl=0

Puedes buscar un malestar o enfermedad en la lista CAFL. Revisa las frecuencias enlistadas. Haz los cálculos para determinar las frecuencias a las que puedes llegar con tus cuencos y afina los cuencos a ellas. Si no tienes los cuencos adecuados, visita el enlace de arriba con las frecuencias que he grabado para ver si está allí. Si es así, descarga y utilízalas. Se pueden tocar en cualquier momento, mientras estás haciendo tus actividades diarias normales, cocinando la cena, paseando al perro y especialmente mientras estás durmiendo. No necesitas sentarte y meditar, aunque eso está bien, también. Las frecuencias penetran profundamente y resuenan con la sílice en los huesos y con tu estructura celular entera. No todas las frecuencias se han grabado aún. Yo seguiré añadiendo continuamente más frecuencias a esta lista.

Esperamos que algunas de ellas puedan ser de beneficio.

Espero que esto ayude. Tenemos que trabajar mucho con los cuencos y las frecuencias para aprender mejores maneras de utilizarlos. Vamos a compartir lo que estamos aprendiendo.

Muchas bendiciones,

Daniel

 

  1. Danibeth García says:

    Hola Daniel, un inmenso abrazo. Los cuencos que ya venden afinados a la 432Hz, son recomendados?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *